Leyes de Murphy para fotógrafos y para Time-Lapse.

Time-Lapse
Time-Lapse

La cantidad de circunstancias tontas que pueden arruinar una larga sesión de trabajo haciendo un time lapse son difíciles de resumir. Por eso he pensado que un poco de humor no vendría mal.

Leyes de Murphy para fotógrafos y para Time-Lapse:

  • El objetivo que necesitas en un instante preciso, nunca está puesto en la cámara.
  • Si haces un repaso a la lista de verificación, olvidarás algo esencial. Si haces dos repasos seguidos a la lista de verificación, descubrirás al visualizar el resultado que debes de añadir algo a la lista la próxima vez.
  • Por más que repases la configuración de tu cámara, nunca se tiene en cuenta lo más evidente.
  • Las especificaciones de los fabricantes sobre el número de disparos que aguanta el obturador deben multiplicar por un factor igual a 0,25.
  • Si necesitas sol habrá nubes, si necesitas nubes hará sol, si te vale cualquiera de las dos situaciones anteriores, lloverá.
  • Si compras, los precios habrán subido recientemente. Si vendes, los precios habrán bajado recientemente.
  • Cada reparación crea nuevas averías.
  • Si olvidaste un objetivo en casa, ese será el más indicado para la maravillosa oportunidad que se te presente.
  • Por estúpido que te parezca, alguien se parará delante de tu cámara para comprobar si se ve algo a través del objetivo cuando estés haciendo un Time Lapse.
  • Ninguna factura es más barata que el presupuesto.
  • No importa la capacidad de tu disco duro; la información se expandirá hasta llenarlo por completo.
  • Ningún Time Lapse es nunca un completo fracaso, puede servir como un mal ejemplo.
  • Si puede romperse, se caerá.
  • Una cámara que cae al suelo lo hace siempre rompiendo el objetivo, y alguna parte mecánica del cuerpo de la cámara (siempre lo más caro).
  • La velocidad del viento será inversamente proporcional a la robustez de tu trípode.
  • Si optas por llevar el Trípode más pesado, en lugar de viento hará un sol abrasador y tendrás que caminar con él durante horas.
  • Del Time Lapse más importante nunca hay copia de seguridad cuando se necesita.
  • Cuando una batería se estropea, lo hace igualmente la de repuesto.
  • Cuando compras una cámara y estamos seguros de que no se quedará corta en prestaciones, saldrá otra el doble de buena por el mismo precio dos meses después.
  • Después de limpiar el sensor de tu cámara, aparecera una mancha distinta en otro lugar.
  • Las manchas en el sensor, no aparecen haciendo fotos individuales. Aparecen destrozando sesiones de Time Lapse de varias horas de trabajo.
  • La próxima vez saldrá mejor, es algo que no se cumple, sólo es una reacción ante la frustración.
  • Es inútil poner el trípode en un lugar a prueba de tontos, siempre existe un tonto capaz de arruinar tu trabajo.
  • Trasto inútil es aquel que guardamos durante años y tiramos días antes de necesitarlo.
  • Todo aparato que tenga garantía de un año, fallará en el día 366 a partir de la fecha de compra.
  • Cuando varias cosas pueden fallar, siempre lo hará la que cause un mayor perjuicio.
  • Si hemos cogido el paraguas al salir de casa lloverá, pero coger el paraguas para que no llueva no funciona.
  • Encontrarás lo que buscabas cuando hayas comprado otra cosa igual.
  • La mejor oportunidad aparece en el momento más inoportuno.
  • La fotografía más espectacular es la que habría salido si hubieras apretado el disparador con la máquina encendida.
  • El encendido de la máquina siempre tarda lo justo para perder la mejor oportunidad de disparo.
  • El apagado automático ocurre siempre justo antes de disparar.
  • Todos los caminos tienen más tramos cuesta arriba que cuesta abajo cuando vas cargando con el trípode.
  • La ingeniería de diseño consiste en ponerle las cosas difíciles al fabricante, imposibles a los técnicos e inútiles a los propietarios.
  • Todo lo que comienza bien, acaba mal. Todo lo que comienza mal, acaba peor.
  • Si algún día consigues fotografiar a tu ídolo, la cámara lo captará escupiendo, urgándose la nariz o rascándose los huevos (con perdón).
  • Si todo parece haber ido a la perfección, cuando visualices el resultado comprobarás que todo ha salido mal.
  • Lo normal es preverlo todo excepto lo que ocurrirá.
  • Todos tenemos un sensacional proyecto que nunca verá la realidad.
  • Una vez finalizada una mala racha, empezará otra peor.
  • Cuando creas que ya nada puede ir peor, te darás cuenta de que tienes poca imaginación.
  • Ignorar las leyes de Murphy no evita que se cumplan, conocerlas tampoco.
  • Todo puede fallar, la excepción a esta regla es que la leyes de Murphy no fallan nunca.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*